Año nuevo, ¿casa nueva?

Llega 2013 y lo hace como un tren mercancías sin frenos que entra resoplando y bufando en una estación. Tenemos un montón de esperanzas depositadas en estos 365 días nuevos que vamos estrenando casi con cuidado, esperando alguna mala noticia con la que desayunarnos, al igual que despedimos 2012. La situación no es halagüeña, así que te vamos a proponer algunos consejos prácticos para dar un cambio sustancial a tu casa y así poder estrenar el año con mayor alegría y garantías. Y con un precio irresistible.

De entrada, lo mejor es que conozcas esta página: reformasdeviviendas.es, un buscador de empresas que se dedican a las reformas integrales y que te discrimina la información por criterios geográficos y de proximidad. Así puedes acceder a todo lo que precises en el menor tiempo posible y con la mayor de las garantías. Al menos por esta parte no vas a tener ningún problema, ya que podrás solventar la búsqueda de forma instantánea.

Otra cuestión fundamental: utiliza papel o vinilos en las paredes. Si ya te has cansado de tener un color omnipresente en tu domicilio atrévete con las mezclas y experimenta nuevas experiencias cromáticas. Un buen pintor te va a aconsejar sobre los mejores resultados a la hora de confeccionar el nuevo patrón de color de tus paredes, y va a colocarte ese papel tan mono que has encontrado en una tienda de decoración, así que por poco dinero puedes dar un cambio ciertamente importante a tu vivienda.

Si vas a ampliar alguna habitación tirando un tabique, puede ser aconsejable que consultes con los profesionales que van a ejecutar la obra sobre la necesidad de solar de nuevo ambos espacios. Si tienes algo de dinero ahorrado nosotros te recomendamos que instales tarima o parqué, porque actúan como verdaderos aislantes impidiendo el paso del frío y aclimatando de forma más conveniente todos los espacios de tu hogar. Si el presupuesto no te da para eso coloca un piso atractivo que combine algunos colores o con motivos bonitos. Así huirás del blanco con manchas que tantas veces has pisado y del que ya estás un poco cansado.

Y por último, ten paciencia. Una reforma, aunque sea poco invasiva, va a ocasionarte ciertas incomodidades pasajeras que debes encajar de la mejor forma posible. Piensa que esas obras son para mejoría de tu casa, así que respira hondo y comprueba, eso sí, que todo se hace según tus gustos y parámetros. Una vez pasado todo el asunto tendrás a tu disposición un domicilio completamente renovado por poco dinero y con todas las prestaciones posibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s