Una reserva bien hecha

A veces tenemos la sensación de que, por más que busquemos, no vamos a encontrar ese sitio excepcional en el que sorprender a nuestra pareja con una cena a la luz de las velas, mientras la música va componiendo una banda sonora que inevitablemente asociaremos al momento. Bien sea porque nos fiamos del consejo de un amigo que luego resulta fallido,  bien porque nos tiramos un mes buscando lugares que nos parecen del todo inadecuados, al final terminamos comiéndonos un menú de comida rápida en el sitio de siempre, con la sensación de que estamos ante una misión imposible que nunca podremos llevar a buen término.

Sin embargo, nosotros te vamos a proponer que por una vez le des una utilidad interesante a la tarifa de datos de tu teléfono móvil. Solamente tienes que entrar en el mejor buscador de restaurantes en España y encontrar el que más cerca tengas o el que mejores servicios te ofrezca. Así podrás llevar a cabo tu plan de declararte en plan romántico con una banda detrás tuya y un anillo de oro con brillantes o diamantes, según lo que hayas decidido gastarte.

Aunque la crisis nos está quitando un montón de alegrías, el recurso de compartir mesa y mantel con aquellas personas que más quieres o aprecias sigue siendo hoy en día uno de los más utilizados por los españoles. Tal vez acudamos menos a nuestros sitios favoritos, pero está claro que no hemos dejado de hacerlo. En esto influye el hecho de que los hosteleros se hayan percatado de la situación, por lo que actualmente podemos encontrar en el mercado tantas ofertas y tan interesantes que no tenemos excusa para no salir un fin de semana a olvidar las cuestiones del día a día que tanto nos absorben y disfrutar con una copa de vino y una comida o una cena relajada.

Muchas veces vemos, en distintos estudios realizados al efecto, que este comportamiento viene insertado en el ADN de la cultura mediterránea, pero la verdad es que no es una afirmación gratuita. Disfrutamos con un buen menú, sentados a la mesa y prolongando la charla hasta que llegan los cafés, incluso cuando éstos ya se terminaron. Por eso y dado que parte de nuestra cultura consiste precisamente en alternar con las personas en un restaurante, bar, cafetería o tasca, no renunciemos a ello. Tal vez no podamos hacerlo tan asiduamente como nos gustaría, pero continuar con la tradición nos va a resultar grato y cotidiano. Y no nos negaréis que un encuentro entre amigos siempre es bienvenido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s