Un viaje excepcional en helicoptero

Dicen que la vida se ve de forma muy distinta cuando nos subimos a un medio de transporte aéreo y la contemplamos desde arriba. Lo que antes nos parecían fronteras insalvables se convierten como por ensalmo en líneas sugerentes que bordean un campo o una ciudad. Ese río caudaloso que tanto cuesta cruzar es una lengua azul en un viaje en las alturas, y las anchas y espaciosas carreteras se convierten en trazos grisáceos que interrumpen un paisaje precioso.

Por eso y porque estamos convencidos de que estás deseándolo, te vamos a proponer una actividad muy placentera, cual es que entres en cityempresas (un excelente buscador de profesionales), encuentres una empresa de alquiler de helicópteros y te des un capricho. Así de claro. Y te vamos a decir por qué, no vaya a ser que tengas dudas al respecto.

Lo primero es lo primero, es decir, ser conscientes de que será un viaje que nos encantará y nos permitirá cumplir con sueños secretos o anhelos escondidos. Dicen que una de las cosas que impulsó al hombre a poner el primer avión en el aire fue la necesidad de volar, el deseo de ver las cosas a vista de pájaro. Y ahora lo puedes hacer gracias a la practicidad de un helicóptero.

Lo segundo es que respires por un momento y te olvides de cifras astronómicas. Hoy en día se puede disfrutar de un paseo con este tipo de aparatos por poco dinero. Si con la que tenemos encima las empresas pidieran, además, un dineral por darnos una vuelta en sus helicópteros seguramente todas ellas habrían cerrado ya. Y si no nos crees lo mejor que puedes hacer es hacer clic en el enlace que te hemos dejado y comprobar por ti mismo que las tarifas son muy accesibles.

Y por supuesto, el último consejo es esencial: ten claro lo que quieres ver. Puede ser interesante divagar por una zona indeterminada, pero puede serlo aún más si lo que ves lo conoces a nivel de suelo. Puedes seguir un río en el que te guste pescar, ver ese monte al que tantas excursiones has hecho o contemplar esa catedral imponente desde las alturas. Pero tienes que tener claro que la mejor manera de disfrutarlo será habiéndolo programado con anterioridad. Y por supuesto, ¡no te olvides la cámara de fotos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s