El cuento del hipster y el buscador popular

Érase una vez un hipster que, preocupado por ser original y por dotar a su vida de un sentido y sensibilidad que nadie tenía, decidió hacer las cosas al revés. De repente comenzó a leer literatura indo-persa, se rodeó de artilugios retro que ya había desechado (reproductor de vinilos y casetes, un vídeo Beta, una videoconsola de 8 bits…) y se dedicó a practicar una navegación por Internet que no tuviera nada que ver con la de sus iguales…

En efecto, en lugar de utilizar ese buscador al que todos recurrían él, con su portátil extraño que nadie tenía, recorría el mundo virtual a lomos de una página escrita en sánscrito.

Sin embargo un día el hipster decidió poner en marcha un proyecto empresarial y se dio cuenta, aterrado, de una cuestión importantísima: no podía dar a conocer su empresa si no utilizaba herramientas propias de ese buscador que siempre rehuía. Como no había hecho ningún esfuerzo por entenderlo no sabía cómo publicitarse utilizando adwords. El pánico inundó el cuerpo de nuestro hipster, e hizo que en su barba aparecieran algunas canas que presagiaban malos rollos futuros…

Sin embargo alguien vino en su ayuda. Otro hipster, otro de su tribu, otro que, aun con barba, gafas y camisas de cuadros era dado a lo popular, le dijo que existían empresas como i4nm que podían gestionar la campaña adwords sin que los dedos inmaculados de aquel hipster auténtico tuvieran que pasear por el maldito buscador. De esta manera podría aprovecharse de una herramienta verdaderamente singular, tendría más posibilidades de darse a conocer, conseguiría más clientes en el universo de la Red de redes y lograría su objetivo: rentabilizar una inversión sin que su excelencia hipstérica se viera en peligro.

Así lo hizo nuestro protagonista, y con ello consiguió permanecer en su torre de cristal viendo cómo otros le hacían el trabajo que él ni podía ni quería hacer. Y fue feliz y comió perdiz (habiéndose asegurado previamente que tal comida cumplía las normas de una pitanza lejos de cosas estándares y vulgares…).

¿Y tú, también eres de los que ponen  gestos raros cuando tienes que utilizar Google adwords? Pues déjate de remilgos propios de gente demasiado dada al postureo y descubre que hoy en día es posible dejar en manos de otros una campaña publicitaria en la Red de redes. Cuando comiencen a llegar los resultados seguramente no nos arrepentiremos lo más mínimo de haber confiado en estos sitios. Aunque tengamos una poblada barba y una camisa de cuadros (las gafas de pasta, como el valor en la mili, se suponen…).

i4nm.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s