Una guarderia especial

Desde muy pequeños los niños son llevados  a las guarderías, no es nada malo, todo lo contrario, los niños empiezan socializar enseguida, empiezan a aprender las cosas más básicas, los niños son más despiertos y mucho más amigables si han ido a la guardería de pequeños.
Hay madres a las que no les queda más remedio que llevar a sus hijos a una guardería desde que los niños son apenas bebés, cuando apenas cuentan con unos meses de vida, a estas madres no les queda más remedio por que el trabajo no les permite quedarse más tiempo en casa con sus hijos. Pero no hay problema en las guarderías son tratados con mucho cariño por las cuidadoras que se encargan de que todos os niños estén en perfectas condiciones.

En las guarderías están muy preparadas para proceder con la enseñanza de los niños, algunos son demasiado pequeños, pero los hay de un año o dos, incluso de tres que van a estos centros hasta que llega el momento de ir al colegio, estos niños aprenden muchas cosas en las guarderías. Estas siguen unas pautas muy intuitivas para que el aprendizaje sea de los más sencillo, por ejemplo comprar en http://www.etiquetas-autoadhesivas.es/ montones de etiquetas, autoadhesivas, de colores, con relieves… en ellas marcan nombres, números, colores… para que los niños sepan diferenciarlas por su textura o color, así van aprendiendo a diferenciar las cosas marcadas de las que no. Niños que apenas balbucean unas palabras son capaces de reconocer objetos solo por la etiqueta que llevan adherida, niños que apenas andan saben discriminar un color de otro, y esto es algo fantástico porque cuando lleguen al colegio ya llevaran las nociones mínimas, ya sabrán muchas cosas que han aprendido en la guardería.

Una de las mejore cosas es que los niños que han asistido a la guardería no tienen problemas con la adaptación para ir al cole, ellos ya tienen asumido que deben de quedarse a pasar un rato con los amiguitos y la profesora y son de los que no lloran cuando empieza el cole, estos niños pese a ser tan pequeños ya tienen sus rutinas y sus comportamientos controlados por lo que es más fácil socializar y adaptarse a un cambio como el que es dejar de estar con mamá e ir al cole. Sin duda lo mejor es que los niños acudan a la guardería para que vayan aprendiendo.

Anuncios