Una decisión polémica

Parece que a Penelope Cruz no le ha sentado nada bien la resaca de la noche de los Goya. Si a su actual pareja Javier Bardem le han caído un montón de críticas por no pagar sus impuestos en el país (al menos según la versión del Gobierno) la popular actriz ha sido pillada en un renuncio.

En efecto Pe, que como sabemos está embarazada de nuevo, alegó que un viaje a España trastornaría mucho su bienestar debido a su gestación. Sin embargo fue pillada en Bahamas tomando un refrescante baño para relajarse de su agitada agenda cinematográfica.

Algunas voces se han levantado en contra de la decisión, y afirman que la ausencia de Penélope fue un insulto a una gala, por lo demás, un tanto descafeinada a causa de los cortes del falso directo. Pero otras voces apoyan a la actriz y la justifican debido a su nivel de trabajo y a que ahora lo que tiene que hacer es descansar. Y tú, ¿qué opinas? Cuéntanoslo, ¡vamos!