Qué hacer con un coche siniestrado

Hace poco estuvimos leyendo un excelente artículo en una revista de motor que ponía de manifiesto una cuestión nada baladí: en España muchos coches siniestrados no se vuelven a revender, por lo que se pierde bastante dinero por parte de los propietarios. Y las cifras no eran una minucia, os lo podemos asegurar. Por eso hoy queremos echarle un vistazo a este tema de actualidad, porque pensamos que ya es suficientemente traumático tener un accidente como para no sacarle rendimiento con posterioridad.

Hay que tener clara una cuestión de entrada: dónde vamos a vender coche siniestro. Y para ello nada mejor que la Web que te acabamos de enlazar. Sencilla, práctica, de fácil manejo y con las mejores prestaciones. Nunca ofrecer tu coche siniestrado había sido tan sencillo. Así que olvídate de regalarlo al taller de confianza y obtén un beneficio claro por él.

La segunda cuestión que te puede interesar es saber qué sitio te ofrece la mejor tasación. El enlace que te hemos dejado te va a satisfacer, pero puede ser que tú busques otras características (cercanía, especialización, etc.). Por ello lo que te aconsejamos es que mires alguna opción más y no te quedes en la primera que creas que es interesante. Puedes llevarte algunas sorpresas ciertamente agradables.

Otra cuestión fundamental: el traslado. Por regla general se suele hacer cargo el sitio al que vendes el coche, pero cerciórate de ello, porque no sería la primera vez que te encuentras con que te exigen el pago de un servicio que tú habías entendido como incluido… Y no lo estaba. Así que pregúntalo, no tengas ningún reparo a la hora de informarte de todo de la mejor manera.

La verdad es que estos desguaces cumplen una función excelente. No solamente van a retirar tu coche con las máximas garantías, te lo van a tasar en un precio altamente atractivo y te van a quitar un problema de encima, sino que además van a aplicar un proceso selectivo que supondrá retirar todos los elementos perniciosos de tu coche de la mejor manera y sin problemas añadidos. Así el Medioambiente no sufrirá y tú no incidirás en su mala conservación, que ya sabemos que por fin se te ha despertado la concienciación ecológica.

Y no olvides que cuando adquieras un nuevo coche, en el futuro, tendrás alguna avería, seguro. Pero para eso podrás acceder a un desguace, porque igual que vendiste tu coche también puedes adquirir repuestos con los que arreglarlo. Así puedes completar el círculo, ¿no crees?

Imagen