El mundo ha cambiado…

Hace unos años cierta trilogía de películas supuso una revolución dentro del cine de aventuras y del fantástico. Nos referimos, claro está, a las tres partes del Señor de los Anillos, en donde a partir del libro se creó un mundo de fantasía que convenció a casi todos (aunque algunos no lo vieron demasiado claro). La primera de las cintas comenzaba con una frase que, curiosamente, se ha hecho realidad a causa de la situación actual: el mundo ha cambiado, lo siento en el agua, lo siento en la tierra, lo huelo en el aire.

Y lo cierto es que la dinámica que hasta ahora entendíamos como rutina se ha permutado y ha girado el dial hacia otras posiciones menos confortables y más problemáticas y traumáticas. Nos hemos acabado convenciendo de la importancia de buscar, más allá de las fronteras físicas y abstractas que nos impone nuestro país, el monte del destino para arrojar en él el anillo de la desesperación y poder terminar con una situación tan negativa.

¿Qué hacer si lo único que podemos encontrar de nuestra especialidad se encuentra a multitud de kilómetros de nuestro domicilio? Pues lo más lógico en este caso, siempre que tengas ese poquito de espíritu aventurero que se necesita, es hacer tus maletas, encontrar una empresa de mudanzas internacionales (en este caso te recomendaríamos Jesmatrans, por su profesionalidad y porque no tienes que preocuparte de nada, solamente de  gestionar tus papeles y tenerlo todo en regla) y marcharte.

Quizá te parezca un tanto extremista la solución, pero cuando el mundo cambia y lo hace en la dirección que lo ha hecho es mejor nadar contracorriente. Una estancia laboral indefinida en Francia, Alemania, Bélgica o Londres puede hacerte añorar tu país, tu familia, tus amigos, todo aquello que te dejaste justo al lado de tus raíces. Pero también has de pensar que la dinámica en la que nos hemos visto incluidos (tengamos al menos claro que no la hemos provocado nosotros) impone soluciones un tanto duras. Así que si te está esperando ese puesto de trabajo que tanto has deseado y para ello tienes que ponerte a caminar e ir a ese destino, no tengas miedo y hazlo. Cuando pase el tiempo descubrirás que tu elección ha sido acertada, aunque a veces no puedas evitar los recuerdos de otros tiempos, otros sitios, otras veces…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s